Tiramisú

Un pastel excepcional donde los haya; para los amantes del queso es uno de los más ricos.

Ingredientes para un molde de 20 cm:

  • 250 gr. de queso mascarpone.
  • 300 ml de nata para montar.
  • 4 cucharadas de azúcar.
  • Una punta de cucharita de vainilla en polvo.
  • 200 ml de café recién hecho.
  • 1/2 copa de coñac.
  • Cacao en polvo para la decoración.
  • Cobertura de chocolate negro para decolar.
  • 1 paquete de soletillas (melindres).

Para el sabayón:

  • 60 gr. de azúcar.
  • 50 ml de vino de Marsala.
  • 50 ml de vino blanco seco.
  • 5 yemas de huevo.

 

Elaboración:

  • Poner un cazo grande con agua a fuego suave.
  • Mientras tanto, hacer un café fuerte, pasarlo a un recipiente, añadir el coñac y dejar enfriar.
  • En otro cazo más pequeño que el anterior batir con la batidora eléctrica las yemas con el azúcar, hasta que se vean cremosas.
  • A continuación ponerlo sobre el baño María sin dejar de batir.
  • A los 2 minutos, tirar la mitad de los licores y seguir batiendo.
  • Cuando vuelva a estar cremosa tirar el resto de los licores y continuar batiendo hasta que notemos que espesa y se hagan estrías.
  • Ha de cocer de 6 a 8 minutos no muchomás.
  • En ese momento retirar el cazo del fuego y batir brevemente.
  • Poner a enfriar en la nevera destapado. 
  • Montar la nata, y cuando casi esté montada añadir el azúcar y la vainilla.
  • Cuando esté frío el sabayón incorporar el mascarpone y mezclar bien.
  • Si se ha ablandado el sabayón batirlo hasta que se vea igualado.
  • A continuación  añadir la nata montada y mezclar suavemente, con un engaña suegras hasta que se vea homogéneo.
  • Preparar un molde con una tira de plástico alrededor y en el fondo papel vegetal.
  • Disponer en el fondo del molde una capa de soletillas, empaparlas con mezcla de café y coñac, con la ayuda de un pincel.
  • Extender una capa de la crema de queso y formar encima otra capa de soletillas.
  • Repetir la operación hasta acabar con una capa de crema de queso.
  • Tapar y poner en el congelador.
  • Sí no se quiere congelar, tiene que reposar unas horas en la nevera.
  • Una vez congelado desmoldar, colocar en una bandeja, espolvorear con cacao por encima y adornar con virutas de chocolate, o con flores comestibles tales como pensamientos.

 

 

4 pensamientos en “Tiramisú

  1. Hummm! que bueno!!!! No se si atreverme a hacerlo. Todavío me acuerdo de lo bueno que estaba cuando nos lo preparaste para la comida de Navidad de les Llisses. Muchas Felicidades por el blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *