Salsa de romesco frío

Un romesco bueno donde los haya. Es ideal para preparar los calçots, cuando lo pruebes quedaras encantado.

 

Ingredientes:

  • 8 ñoras.
  • 12 dientes de ajo.
  • 4 tomates maduros.
  • 150 gr. de almendras tostadas.
  • 150 gr. de avellanas tostadas.
  • 7 rebanadas de pan de barra frito.
  • 2 carquiñolis, o galletas María.
  • 1 guindilla pequeña.
  • 500 ml de aceite de oliva.
  • 50 ml de vinagre de vino.
  • Sal.

 Elaboración:

  • Lavar los tomates y hacer una cruz con la punta de un cuchillo en el culo.
  • Poner los tomates en una bandeja de horno junto con 5 dientes de ajo sin pelar, rociarlos con aceite y asar en el horno a 180º unos 30 minutos.
  • Una vez asados pelar los tomates y los ajos, pasarlos a un recipiente estrecho y alto.
  • Remojar las ñoras y la guindilla en agua caliente durante 30 minutos.
  • Pasado el tiempo retirar las semillas, y sacar la pulpa con la ayuda de una cuchara y juntar con los tomates.
  • Pelar las almendras, las avellanas y los 7 dientes de ajo crudos  y juntar con los tomates.
  • Añadir los carquiñolis, el vinagre, la sal y triturar bien con la batidora de cuchillas hasta que todo esté bien fino.
  • Continuar trabajándolo como si fuese una mahonesa, echando el aceite poco a poco y batiendo, ha de quedar una salsa espesa pero no demasiado.
  • Sí quedase muy espesa añadir un poco de agua fría hasta conseguir la textura deseada.
  • Esta salsa de romesco es ideal para calçots y también sirve para acompañar carnes y pescados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *