Bellísima

Un pastel de crema de queso cómo hay pocos, espero que os guste. 

Ingredientes para la crema de queso:

  • 100 ml de nata líquida.
  • 3 yemas de huevo.
  • 10 gr. de azúcar.
  • 200 gr. de queso fresco.
  • 300 gr. de nata montada con 30 gr. de azúcar.
  • Mermelada de frambuesa.
  • Frutas rojas para decorar.

Para la pasta brisa:

  • 150 gr. de mantequilla fría.
  • 75 gr. de azúcar lustre.
  • 50 ml de leche (25 ml en verano).
  • 250 gr. de harina.
  • Vainilla en polvo.
  • Canela molida.

 Elaboración pasta brisa:

  • Hacer un volcán con la harina sobre un mármol.
  • Poner en el centro la mantequilla en daditos y los  demás ingredientes para la pasta brisa.
  • Amasar con las puntas de los dedos pero no demasiado, hasta que la masa se vea uniforme.
  • Hacer una bola y dejar reposar en la nevera de 10 a 15 minutos.
  • Pasado el tiempo, estirar la pasta con la ayuda de un rodillo, sobre la superficie enharinada hasta conseguir la medida de un molde para tartas de 22 cm.
  • Poner la plancha de pasta sobre el molde y adaptarla con los dedos cubriendo los laterales y pinchar el fondo con un tenedor.
  • Colocar encima un papel vegetal cubrirlo con legumbres y cocer al blanco en el horno precalentado a 180º unos 20 minutos.
  • Una vez cocido retirar del horno y dejar enfriar.

Para la crema de queso:

  • En un cazo batir las yemas de huevo con el azúcar.
  • A continuación verter la nata líquida y mezclar bien.
  • Poner el cazo a fuego suave removiendo continuamente hasta que empiece a hervir en ese momento retirar del fuego.
  • Fuera del fuego añadir el queso troceado mezclándolo bien hasta que se deshaga.
  • Sí fuese necesario pasar por la batidora para que quede fino.
  • Cuando la crema esté fría, mezclarla suavemente con la nata montada.
  • Una vez la pasta esté fría retirar el papel y las legumbres, desmoldarla con cuidado y colocarla en una bandeja de servir.
  • Repartir una capa no muy gruesa de crema de queso por el fondo, cubrir con una capa de mermelada de frambuesa.
  • Finalmente cubrir con otra de crema de queso, reservando un poco de crema para la decoración.
  • Pasar la crema de queso reservada a una manga pastelera con boquilla rizada, hacer unos adornos en la superficie y decorar con alguna fruta del bosque.
  • Si se quiere se puede quemar con un soplete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *